¿TEMBLANDO POR LA FACTURA DE LA LUZ? HÁBITOS PARA AHORRAR EN CASA

Es frecuente que los usuarios paguen más de lo necesario en su factura de luz...debido a una potencia eléctrica superior a la necesaria , a una tarifa que no se adapta a tu consumo... adoptar hábitos y medidas en tu hogar sobre consumo responsable también ayudarán ahorrar en tu factura de luz

 

La factura de la luz y del gas es uno de los principales quebraderos de cabeza en la economía doméstica, muy especialmente en esta época del año. Existen maneras sencillas de ahorrar en ella, a través de la eficiencia energética, es decir, del uso eficiente de la energía, que muchas veces pasamos por alto y que, aplicándolas, los hogares españoles podemos ahorrar de media casi 300 euros anuales, el 27% de nuestra factura de gas y electricidad, con sencillos cambios en nuestros usos y costumbres y con la mejora del equipamiento energético.

Es frecuente que los usuarios paguen más de lo necesario en su factura de luz. Ello puede producirse debido a una potencia eléctrica superior a la necesaria o a una tarifa que no se adapta a tu consumo. Revisar estos factores te permitirán ahorrar en tu factura de luz. Pero además, aquí te dejamos los 10 hábitos que si no los hacías ya deberías ponerlos en práctica inmediatamente.

Ajustar la potencia eléctrica

Buena parte de lo que pagas en tu factura es la potencia contratada. En ella aparece como la parte fija del total que se paga en una factura de la luz, es decir, se consuma o no electricidad, habrá que pagar esta parte de la factura; para que te hagas una idea cada 1,15 Kw de potencia suponen casi 50 euros al año. Por eso es fundamental controlar cuánta potencia contratas. Si en tu casa nunca han saltado los plomos, ni siquiera cuando pones a la vez la lavadora, el horno, el lavavajillas... Puede ser síntoma de que tengas margen para contratar menos potencia de la que estás pagando.


Revisa y compara tus tarifas

Solemos tender a acomodarnos y los cambios nos dan pereza, pero con la brutal competencia actual revisar tus contratos y tarifas es fundamental. Hay comparadores en internet que te facilitaran esta labor. Reseñar que una tarifa con Discriminación Horaria es la mejor manera de ahorrar para casi todos los hogares, como es el caso si no sueles pasar gran parte de la tarde en casa o si eres capaz de concentrar al menos el 30% de la luz que consumes en “horario valle” (desde las 22 horas hasta las 12; desde las 23 a las 13 en verano). Los hogares que no tienen esta tarifa consumen de media un 50% en horario valle, por lo que sin esfuerzos adicionales podrían ahorrar 80 € al año en su factura de la luz.


Apaga los aparatos en “Stand by”

Apaga el ordenador si prevés que no lo vas a utilizar en los próximos 30 minutos. Que no se te olvide apagar el piloto de encendido de la televisión y de otros aparatos como equipos de música, videojuegos u otros. El “consumo silencioso” de los aparatos que están "apagados-pero-encendidos" te sale más caro de lo que crees, solamente el consumo anual de un ruter es de unos 12 euros/año. Apagar todo lo que se queda en stand-by (teles, ordenadores, equipos de música...) significa ahorrar un 10% de todo lo que consumes. Para un consumo medio (3.500 kWh/año) esto son 52 euros de ahorro. Una buena manera de hacerlo más cómodamente es usar regletas con interruptor para agrupar varios aparatos y que puedas desconectar durante la noche o cuando no los hagas servir.


Control de calefacción y aire acondicionado

En muchos hogares españoles el aire acondicionado es esencial para soportar el caluroso verano. Sin embargo, su gasto y su reflejo en las facturas puede asustar. Otro aspecto a tener en cuenta es la temperatura a la que ha de estar, es recomendable que se mantenga entre 24º y 26º. Asimismo, encenderlo durante las horas más calurosas y tomar otras medidas como bajar las persianas para no dejar que el calor penetre en la vivienda.

En invierno nos sucede lo mismo con la calefacción. Su temperatura debe ser 21º, cada grado de más supone un extra de energía que puede suponer entre un 7 y un 10% más en la factura eléctrica. Para ahorrar en calefacción, ajusta el termostato entre 19ºC y 21ºC durante el día y durante la noche o cuando no estés en casa, ¡no lo apagues! Ponlo entre 15 y 17ºC ya que si baja de esta temperatura el volverla a subir a los 21º requerirá un mayor gasto energético. Si crees que la vivienda no tiene la temperatura adecuada deberás revisar el aislamiento de tu casa, porque puede que el calor se filtre por fugas de temperatura en techos, suelos, ventanas, paredes…

 

Cuidado con los electrodomésticos

Los electrodomésticos pueden ser unos grandes aliados si queremos reducir nuestro consumo energético. Ellos suponen una parte importante de las facturas, pueden representar hasta el 40%, por lo que es importante ahorrar en luz y gas con ellos.

  • Utiliza la lavadora con el agua a la menor temperatura posible ya que entre el 80% y el 85% de la energía que gasta este electrodoméstico se produce al calentar el agua. Reducir la temperatura del lavado, por ejemplo, de 40ºC a 15ºC, reduce el consumo de energía a la mitad.
  • Utiliza ollas a presión o rápidas cuando cocinas, ya que reduce hasta un 70% tu consumo energético. Recuerda, además, mantener las ollas tapadas para mantener el calor y apagar el fuego 5 o 10 minutos antes de acabar la cocción para aprovechar el calor residual.
  • También cuando cocinas, puedes utilizar ollas y sartenes que tengan un diámetro algo superior a la superficie de la placa hace que la cocción sea más rápida y que ahorres hasta un 20%.
  • Una cocina de gas natural es más eficiente que una eléctrica. Pero si decides comprarte una cocina eléctrica, procura que sea de inducción.
  • Utiliza el microondas en lugar del horno porque consume menos. Pero si decides cocinar con horno, procura abrirlo solo cuando sea necesario, aprovecha y cocina varios alimentos de una vez, y apaga el horno antes de finalizar la cocción para aprovechar el calor residual.
  • Configura la temperatura del frigorífico en el intervalo de 3ºC a 7ºC, y el congelador a -18ºC. Por cada grado que bajas la temperatura hay hasta un 5% más de consumo.
  • A todos nos ha pasado, abrimos la nevera y buscamos durante un rato sin saber muy bien el qué. Abrir la nevera o el congelador durante un buen rato es una mala práctica, el frío que genera tu nevera se pierde rápidamente. De modo que piensa primero y después abre tu nevera.
  • La plancha es uno de los electrodomésticos que consumen más de lo que crees. Necesita una gran cantidad de energía para alcanzar temperaturas tan altas. Por eso es un gran hábito de ahorro centrarnos en planchar toda la ropa que tengamos de una sola vez, además, empieza por planchar los tejidos que necesiten menos temperatura y continua con aquellos que necesiten más temperatura. Apaga la plancha y acaba de planchar esas pocas prendas que te queden, el calor que todavía tiene la plancha te puede servir para acabar con esta tarea doméstica.

La decoración es tu aliada

Pequeñas actuaciones en tu casa hacen que esta misión de ahorrar sea más fácil. Se recomienda pintar las paredes del inmueble con colores claros ya que atrapan y reflejan mejor la luz de manera que se necesitará menos potencia para iluminar el inmueble. Además, los colores claros reflejan la luz solar creando un «efecto invernadero» dentro de la vivienda o local. Por el mismo motivo coloca cortinas o estores claros que permitan que entre la luz exterior. Si te hace falta puedes añadir unas sobrecortinas más oscuras para usarlas cuando requieras más opacidad, además evitaran mayor pérdida de calor por las ventanas. Bajar las persianas cuando cae la noche también ayuda en este aspecto. Los textiles nos serán también de utilidad para ahorrar unos euros: tener ropa de cama y pijamas de tejidos distintos para verano e invierno, así como una bata o las socorridas mantas de sofá, harán que evitemos la tentación de mover el termostato de la calefacción y el aire acondicionado.

Artículos y noticias

Sobre el sector inmobiliario en nuestro país

Ver todas

¿TEMBLANDO POR LA FACTURA DE LA LUZ? HÁBITOS PARA AHORRAR EN CASA

Es frecuente que los usuarios paguen más de lo necesario en su factura de luz...debido a una potencia eléctrica superior a la necesaria , a una tarifa que no se adapta a tu consumo... adoptar hábitos y medidas en tu hogar sobre consumo responsable también ayudarán ahorrar en tu factura de luz

 

Leer +

VENDER UNA CASA HEREDADA

 Cada vez más, llegan a nuestra inmobiliaria encargos de venta de familiares herederos. Una vez pasado el tiempo desde el fallecimiento del familiar, llegan a nuestra oficina con el ánimo de vender la propiedad heredada y “quitarse un problema de encima”.

Leer +

¿CÓMO CONTRATAR INTERNET EN TU SEGUNDA RESIDENCIA?

¿Quieres contratar internet en tu segunda residencia? Te contamos las claves para elegir la tarifa perfecta y no pagar de más por ella.

Leer +