942 650 372

info@area3colindres.com

anuncia tu casa

Interior

Verdadero museo de la naturaleza en Cantabria, que ha permanecido casi intacto, al igual que muchos de sus pueblos y tradiciones. La comarca está formada por las cuencas de los ríos Nansa, Saja y Besaya y acoge importantes parques y reservas naturales como la del Saja, la más grande de España. Tudanca ( en el municipio del mismo nombre ), Carmona ( en Cabuérniga ) y Bárcena Mayor (en Los Tojos ), han sido declarados conjuntos históricos rurales. Son tres de los pueblos que mejor ha sabido conservar el sabor montañés y merece la pena pasear por sus calles donde parece que el tiempo se detuvo hace muchos años, con el aliciente de visitar la casona de Tudanca ( excelente biblioteca de Cossío ) o la venta de Carmona.

Polaciones es lugar de ricas tradiciones y etnografía, encerrado entre las agrestes sierras de Peña Labra y Peña Sagra. Interesantes son los menhires de Sejos o las casas de los coroneles. En Rionansa podemos visitar lugares como San Sebastián de Garabandal o Celis, de gran sabor popular, Cosío, pueblo noble con sus casonas y escudos, la torre medieval de Obeso o las cuevas prehistóricas de Riclones. En Ruente está la llamada "Fuentona" surgencia natural en torno a la que se ha creado un bellísimo parque y un peculiar puente de ochos ojos de pequeño tamaño. En este mismo municipio están Barcenilla otro de esos pueblos serranos tan hermosos y La Miña en cuya ermita se conservan vestigios del siglo IX, muy escasos en Cantabria.

Cabezón de la Sal es uno de los núcleos destacados de la comarca, con importante infraestructura de servicios y numerosos atractivos, como el Museo de la Naturaleza o los hermosos pueblos de Carrejo y Santibáñez. El segundo domingo de Agosto celebra el día de Cantabria. También conviene visitar Mazcuerras con numerosos pueblos muy bellos como Cos, Villanueva de la Peña o Herrera de Ibio, en los que vemos casonas escudadas, montañesas, torres... Naturaleza y tranquilidad es lo que nos ofrece el verde valle de Cieza, un pequeño y apacible enclave con tres pequeños pueblos.


Cartes es un interesante municipio que conserva la iglesia de románica de Yermo y dos conjuntos históricos monumentales, el de Cartes, con sus famosos torreones ( hoy sede de exposiciones culturales ) y Riocorvo, a orillas del Besaya. Fiesta de interés turístico es San Cipriano, en Cohicillos, el 16 de Septiembre. Los Corrales de Buelna es otro de los núcleos más importantes de la comarca, destacando el Santuario de las Caldas del Besaya ( de gran devoción ), las estelas de Barros ( al pie de la misma carretera ) o la iglesia de San Vicente y las casonas y palacios de los Corrales. En San Felices de Buelna debemos detenernos si queremos ver la torre de Pero Niño y algunas casonas interesantes dispersas por el municipio.

Torrelavega es la segunda ciudad más importante de Cantabria, llamada la capital del Besaya. Aunque es principalmente industrial, puede ser un excelente punto de partida para visitar Cantabria, dadas las buenas comunicaciones que posee ( a 15 minutos de Santander ). Es un importante centro cultural, cuenta con dos interesantes iglesias modernistas, además del edificio en que está situado el ayuntamiento, el palacio de Demetrio Herrero. Muy importante y concurrido es su tradicional Mercado de Ganado y la fiesta de la Gala Floral la segunda quincena de Agosto. Anievas es otro pequeño y hermoso valle en el que destacan la iglesia románica de San Andrés de Cotillo y las casas típicas. Bárcena de Pie de Concha es un núcleo interesante con bellas casas, iglesia románica y el mejor tramo conservado en Cantabria de calzada romana.

Arenas de Iguña posee numerosos atractivos como la ermita mozárabe de San Román de Moroso, ubicada en un idílico paisaje, las iglesias románicas de San Juan de Raicedo y La Serna, numerosas casonas repartidas por todo el municipio y obras modernas como la iglesia de San Jorge, construida a modo de templo romano o el Palacio de Hornillo, en Las Fraguas. Para concluir, Molledo, que conserva alguno de esos vestigios mozárabes tan raros en Cantabria, en la iglesia de Santa Leocadia o monumentos tan reseñables como la torre de los Quevedo, las iglesias románicas de Silió y San Martín de Quevedo, las numerosas labras e inscripciones de Santa Cruz de Iguña, buenas casonas... Muy popular es la fiesta de la Vijanera, el primer domingo de cada año.